Demo

Decisiones que cuidan tu audición

 

Cascos música

Es importante concienciarse acerca de que nuestra Salud Auditiva va a depender de las decisiones que tomamos. En función de nuestras decisiones vamos a preservar en mejores condiciones nuestra audición. Está claro que el paso de los años acaba pasando factura a nuestra sensibilidad auditiva pero también lo es que según hayamos cuidado nuestra audición estos problemas llegarán antes o después.

Hay personas que desconocen que dependiendo de cómo traten a sus oídos a lo largo de su vida así será su audición futura y por ello debemos concienciarnos todos.

Las personas que cuidan sus oídos, que toman decisiones para preservar sus oídos de ruidos intensos y constantes, están alargando su buena audición mientras que las que no actuan ante estas situaciones están asumiendo riesgos que pueden acarrear una pérdida auditiva temprana.

Por tanto, si depende en gran parte de nuestras decisiones preservar una buena audición futura, debemos actuar en consecuencia. ¿Y esto cómo lo hacemos?, pues es bastante sencillo, evitando ambientes excesivamente ruidosos, especialmente si además se prolongan en el tiempo. Este sería el caso por ejemplo de ambientes laborales en los que el ruido es un factor común en cuyo caso, como no podemos dejar de trabajar, lo que tendremos que hacer es protegernos contra este ambiente sonoro hostil.

Otra decisión que nos va a ayudar a preservar la audición es, por ejemplo, renunciar a oir la música a través de cascos, actividad cada día más habitual pero no por ello menos dañina. Las personas que usan reproductores personales de un modo asiduo presentan una mayor predisposición a tener problemas de pérdida auditiva a una edad más temprana que el resto de la población.

Ante ambientes ruidosos debemos actuar con responsabilidad y eso sólo lo podemos hacer de dos modos: o huyendo de ellos o protegiéndonos. En nuestras manos está la posibilidad de disfrutar de una buena audición durante más tiempo por lo que debemos actuar en consecuencia.