Demo

Decibelios y frecuencia

 

Ondas

En muchas ocasiones hablamos de frecuencias y de decibelios y por eso nos gustaría aclarar la diferencia entre ambos términos para así comprender mejor el lenguaje que se utiliza en los servicios de audiología.

La frecuencia y los decibelios son palabras que se utilizan para explicar los niveles de ruido y el número de ciclos de una onda de sonido por segundo.

En primer lugar, empezando por la frecuencia, ésta es el número de ciclos de una onda de sonido por segundo. La frecuencia se mide en hertzio (Hz). A medida que aumenta el numero de ciclos por segundo la frecuencia se va incrementando.

Según los estudios demostrados, se ha explicado que una persona sana percibe las vibraciones entre 20 y 20.000 ciclos por segundo; y un sonido más agudo podría ser un el canto de un pájaro, sin embargo, los graves podrían ser los de un trueno lejano.

Por el otro lado, el decibelio (dB) se usa para medir los niveles de sonido en todo el mundo. La escala de decibelios está basada en logaritmos en la que el doble de la presión de sonido se corresponde con un incremento del nivel de seis decibelios.

Es esencial destacar que la palabra decibelio puede tener diversas significaciones, y que no se trata de un valor fijo como el litro, el voltio o el metro. El valor de los decibelios depende del entorno en el que nos encontremos en cada momento. A modo ejemplificativo vamos a mostrar desde Nova-Pro una lista de los distintos sonidos expresados en decibelios según las diferentes intensidades:

  • Un cohete al despegar: 180 decibelios.
  • Un avión al despegar: 140 decibelios
  • El sonido de un trueno fuerte: 110 decibelios
  • La radio a un volumen elevado: 80 decibelios
  • Una conversación cotidiana: 60 decibelios
  • 0 decibelios es el sonido más bajo que una persona puede ser capaz de percibir