Demo

Conoce los riesgos de la Otitis externa

 

Tapones Baño NovaPro

Los niños son la víctima principal de este tipo de infecciones ya que son los que más tiempo pasan en el agua. Bañarse en lugares en los que el agua está sucia es una de las principales causas y origen de esta infección. Aunque no es necesario que el agua esté sucia para que se produzca una otitis.

La otitis externa es causada cuando el agua o la humedad disuelven la cera protectora del oído, haciendo que la piel del conducto auditivo sea más vulnerable a bacterias y hongos.

Para evitar este tipo de infecciones lo ideal sería, ya que conocemos su causa, no bañarnos en aguas contaminadas. Pero lo cierto es que no podemos saber si el agua está contaminada o no ya que incluso las piscinas, que tienen cloro, pueden también estarlo. En el caso de los niños debemos tener en cuenta además que es muy dificil evitar que se bañen, especialmente en verano.

Los tapones de baño le pueden ayudar a evitar estas infecciones por lo que le recomendamos que acuda a su centro auditivo de confianza a encargar sus tapones de baño adaptados, la mejor solución de evitar otitis cuando no podemos evitar bañarnos.

La exposición de los oídos durante mucho tiempo a la humedad puede desembocar en una otitis externa. Además, debemos conocer que el cloro altera el pH de la piel del canal auditivo modificando nuestras defensas naturales y haciéndolo más alcalino. Secar los oídos con una toalla después del baño es también recomendable, pero nunca introduciendo ningún objeto en el interior.

El dolor de oídos no es la única molestia que podemos llegar a tener. Picor de oídos, inflamación del conducto auditivo, supuraciones en los casos más graves, son algunas de las situaciones que podemos llegar a padecer. En los casos más graves nos puede doler incluso por el simple hecho de tragar saliva. Antes de que esta otitis pueda derivar en una infección crónica es importante acudir al centro médico para poder atajarla.