Demo

  • Home
  • Novedades
  • Protección auditiva frente al agua: tapones de baño a medida y bandas de neopreno

Protección auditiva frente al agua: tapones de baño a medida y bandas de neopreno

 

Impresiones y Tapones de Baño - Nova Pro en La Revista Gaceta Audio

Reproducimos parte de un artículo publicado en la revista técnica del sector "GACETA AUDIO" en el cual Anabel Jiménez, directora de NovaPro Audiología, habla acerca de la protección auditiva de oídos con tapones de baño personalizados además de cintas o bandas de neopreno.

Cuando llega el verano y el termómetro empieza a subir, comienza la temporada de piscinas y las vacaciones en la playa. Es en ese momento cuando recordamos que debemos cuidar nuestros oídos o los de los más pequeños para evitar molestias y ciertas patologías, especialmente si ya las hemos padecido en otras temporadas estivales o, simplemente, por prevención.

Como audiólogos, antes de nada y como siempre, debemos reconocer cuál es la necesidad de cada uno de los pacientes ya que, dependiendo de la misma, deberemos recomendar un tapón u otro tipo de protección. Tampoco es lo mismo si solo van a «chapotear» o nadar, o si van a practicar deportes acuáticos «más agresivos» como buceo, kite-surf, deepboard…

Por este motivo, es importante que el paciente acuda a un profesional del sector audiológico que disponga de un laboratorio especializado en la fabricación auditiva a medida y que le oriente sobre qué tipo de molde, tapón o protección auditiva, será la más adecuada para él. Una vez seleccionado el tipo de protección (en este caso tapones de baño), se realizarán unas protecciones totalmente adaptadas a la fisionomía del oído, las cuales deben sellar lo máximo posible todo el perímetro de la concha auditiva.

Es importante recalcar que el oído debe permanecer totalmente aislado del agua. Para ello es fundamental que las impresiones contengan la más fiel información de toda la anatomía del pabellón y CAE, y esta se mantenga íntegra para su posterior registro en el laboratorio con el fin de que su elaboración sea lo más exacta posible. Este trabajo será plenamente efectivo si va acompañado de una buena instrucción al paciente por parte del audiólogo sobre la colocación, extracción y mantenimiento preciso de sus tapones.

Un aspecto primordial a la hora de realizar las impresiones al paciente es saber si hace uso del gorro de baño y su tipología (textil o silicona), y/o de gafas acuáticas. Un pabellón sometido a una presión, por muy ligera que esta sea, se verá claramente distorsionado, con lo que la impresión deberá realizarse tal y como el pabellón esté en ese momento. Para ello, se tomará la impresión y posteriormente se colocará el gorro en el paciente de la forma habitual en que él lo lleve. Hay pacientes que deben ponerse los gorros sumamente apretados, por ejemplo los triatletas, en los que puede haber grandes diferencias anatómicas con o sin gorro y/o gafas. Podemos sugerir en algunos casos que tanto el gorro, como las gafas vayan colocados en la zona superior del pabellón sin presionar el mismo. Otra buena opción para los casos en que los niños usan gafas y tapones y estos no ajustan debido a la goma de las gafas, son unas bandas para las mismas que rodean los pabellones, y así queda intacta la zona protegida.

Desde el siguiente enlace puede acceder al artículo completo: Protección auditiva frente al agua