Demo

Datos preocupante sobre la pérdida de audición

 

Datos Preocupantes Audición

A pesar de que ahora toda la preocupación está centrada en la Covid, en Tapones Oídos de NovaPro seguimos velando por la salud auditiva. Los últimos datos facilitados por la OMS son cada vez más preocupantes en lo que se refiere a la pérdida auditiva.

Desde Tapones Oídos de NovaPro apoyamos las Campañas de Concienciación contra la pérdida auditiva. 

Más del 5% de la población mundial (466 millones de personas) padece pérdida de audición discapacitante (432 millones de adultos y 34 millones de niños). Se estima que de aquí a 2050 más de 900 millones de personas - una de cada diez - padecerá pérdida de audición.

En España estamos asisitiendo a personas cada vez más jóvenes con pérdida de sensibilidad auditiva. Este dato es sumamente preocupante porque si se "pierde oído" a una edad cada vez más temprana y, por otra parte, nuestra esperanza de vida es cada vez mayor nos encontramos con un panorama desolador en cuanto a calidad de vida en nuestros mayores.

Entre los datos y cifras que la OMS indica podemos destacar los siguientes: •

  • Se calcula que, en 2050, más de 900 millones de personas —es decir, una de cada 10— sufrirá una pérdida de audición discapacitante.
  • La pérdida de audición puede deberse a causas genéticas, complicaciones en el parto, algunas enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, el empleo de determinados fármacos, la exposición al ruido excesivo y el envejecimiento.
  • El 60% de los casos de pérdida de audición en niños se deben a causas prevenibles.
  • 1100 millones de jóvenes (entre 12 y 35 años de edad) están en riesgo de padecer pérdida de audición por su exposición al ruido en contextos recreativos.
  • Los casos desatendidos de pérdida de audición representan un coste mundial anual de 750 000 millones de dólares internacionales.
  • Las intervenciones destinadas a prevenir, detectar y tratar la pérdida de audición no son caras y pueden resultar muy beneficiosas para los interesados.
  • La situación de las personas que padecen pérdida de audición mejora gracias a la detección temprana, a la utilización de audífonos, implantes cocleares y otros dispositivos de ayuda, así como con el empleo de subtítulos, el aprendizaje del lenguaje de signos y otras medidas de apoyo educativo y social.