Demo

  • Home
  • Novedades
  • Relación entre la exposición a sonidos fuertes y la pérdida de audición

Relación entre la exposición a sonidos fuertes y la pérdida de audición

 

Volumen y audicion

En numerosas ocasiones no nos damos cuenta del daño que estamos ejerciendo en nuestros oídos ante determinados estímulos sonoros, especialmente cuando son muy fuertes y prolongados en el tiempo.

Los daños en los oídos, refiriéndonos a la audición, son generalmente advertidos a medio y largo plazo por lo que no vamos a ser capaces de identificar correctamente qué es lo que nos causa el daño, pero si que, a través de informaciones como esta, podemos intentar hacer ver la gravedad que tienen determinadas situaciones.

La pérdida de sensibilidad auditiva tienen mucho que ver con el paso de los años, pero también está muy influenciado por cómo hayamos tratado a nuestros oídos a lo largo de nuestra vida.

En las pérdidas de audición neurosensorial, las producidas en el oído interno, se origina un deterioro de las células ciliadas en la cóclea debido al paso del tiempo, pero se ha demostrado que las personas que han sometido a sus oídos a sonidos muy fuertes y de un modo continuo o habitual van a sufrir este problema de un modo prematuro.

Una vez conocida esta relación volvemos a insistir en la necesidad de evitar los ambientes ruidosos ya que son nocivos para nuestra salud, y si no podemos evitarlo lo ideal es equiparnos con Protectores de Oídos o Tapones contra el ruido. En función del uso disponemos de una gran variedad de protectores auditivos por lo que lo ideal es contactar con los Gabinetes Auditivos para que nos recomienden los adecuados. Emplear estos protectores no impide que nos podamos relacionar con el exterior porque disponen de filtros de atenuación en función del ambiente.

La aparición prematura de la presbiacusia suele estar relacionado por el mal cuidado de nuestros oídos a lo largo del tiempo. Es recomendable evaluarse la audición de un modo rutinario para poder tomar medidas a tiempo, antes de que aparezcan los primeros síntomas de pérdida de sensibilidad auditiva.